Santiago Bernabéu, un estadio de leyenda

Santiago Bernabéu llegó a la presidencia del Real Madrid en el año 1943 y puso en marcha uno de sus grandes proyectos: la construcción de un estadio a la altura de las exigencias del mejor club de fútbol. Con la ayuda de los socios y aficionados, el Real Madrid emprendió la construcción del nuevo estadio de Chamartín inaugurándose el 14 de diciembre de 1947.

Desde entonces, el Santiago Bernabéu ha ido transformándose para adaptarse a las exigencias de un deporte que no paraba de crecer, convirtiéndose en un icono en el mundo del fútbol. En 1955, año en el que los socios decidieron por unanimidad que el estadio llevara el nombre del presidente, el Santiago Bernabéu sufrió su primera gran transformación, aumentando su capacidad a 125.000 espectadores, convirtiéndose así en el mayor estadio de la recién creada Champions League de Europa.

En 1957, se convirtió en el estadio mejor iluminado del mundo y se disputó la final de la Copa de Europa (primera de las cuatro que ha vivido el Santiago Bernabéu hasta el momento) el 30 de mayo, en la cual el Real Madrid ganó 2-0 a la Fiorentina con goles de Di Stéfano y Gento, levantando al cielo de Madrid la segunda Copa de Europa de su historia.

Al principio de la década de los 80 el estadio se reforma de nuevo con motivo del Mundial celebrado en España en el año 1982, llevándose a cabo otra gran remodelación con Luis de Carlos en la presidencia. Se mejoraron las instalaciones protegiendo un gran número de localidades de las inclemencias meteorológicas gracias a una cubierta que ocupaba parte de tres gradas, se potenció de nuevo la iluminación y se estrenaron los mejores videomarcadores de la época.

Durante el Mundial de 1982 se jugó en el Santiago Bernabéu la fase de clasificación de uno de los grupos y la gran final, en la que Italia se impuso a Alemania por 3-1.

Con la llegada de Florentino Pérez a la presidencia del Real Madrid se puso en marcha el llamado «Plan Director del Estadio Santiago Bernabéu», el cual tenía como objetivo mejorar la comodidad del estadio y la calidad de sus instalaciones, así como maximizar los ingresos procedentes del estadio.

En el Santiago Bernabéu se ha forjado la leyenda del mejor club de todos los tiempos, el Real Madrid. Sobre el césped los jugadores con ayuda de los aficionados y de la mística del Bernabéu han hecho realidad los sueños y las ilusiones de todo el madridismo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *